Tengo que reconocer que la experiencia de modelado 3D de la regadera de jardín me dejó con ganas de más. Seguí leyendo, estudiando, aprendiendo por mi cuenta. Según profundizaba en el tema iba encontrando nuevas técnicas y aplicaciones cada vez más interesantes. Hasta que decidí probar con algo mucho más grande, tanto en tamaño como en medios utilizados para conseguirlo. El reto involucraba aviación, drones, informática…  Mmmm, que buena mezcla. Vamos allá !!

Hangar del aeródromo de Rozas. Gilitadas

La primera decisión fue elegir el objeto a modelar. Quería que fuera algo grande, voluminoso, un edificio sería una buena opción. No tuve que buscar mucho, en mi “segunda oficina” tenía la estructura ideal: el hangar principal del aeródromo de Rozas (Lugo).

Un pequeño apunte histórico: este hangar es el único superviviente de los tres iguales que existían en el aeródromo, construidos a mediados del sigo pasado en el campo de vuelo que los alemanes utilizaban para dar soporte al sistema de comunicaciones de Arneiro. En el año 1958 se desmantela el primero para trasladarlo a Palma de Mallorca (Son Bonet), un año más tarde se desmonta y traslada el segundo a Madrid (Cuatro Vientos). Para evitar la desaparición total del aeródromo y sus instalaciones, se crea el Real Aeroclub de Lugo. De esta forma ha llegado hasta nuestros días con su diseño original.

Hangar del aeródromo de Rozas. Gilitadas

Bien, ya tenía un objeto ilustre para intentar modelar. Hora de pensar como hacerle las fotos. El hangar mide aproximadamente 60 x 60 metros y unos 12 metros de altura. Desde el suelo era imposible cubrirlo todo, haría falta volar a su alrededor para sacar un buen conjunto de fotos. La opción del avión era inviable aun teniendo acceso a ellos, debería volar muy bajo para poder tener detalle.

DJI Phantom 4. Gilitadas

La solución también estaba cerca. Desde hace años doy formación teórico-práctica y hago los exámenes de vuelo para la obtención de certificados de pilotos de RPA (drones). El modelo elegido para hacer el trabajo fue un Phantom 4 de la marca DJI. Gran estabilidad de vuelo gracias a sistemas inerciales y brújulas duplicadas, y equipado con una cámara de alta resolución que cumple decentemente con el cometido. Desde luego era la herramienta idónea.

  • Características cámara
  • Sensor:  1/2.3″   12 Mpixel
  • Campo de visión: 94º (equivalente 20 mm)
  • Apertura:  f/2.8
  • Imagen:  4000 x 3000 pixel

Con la cámara embarcada en la plataforma volante y el antecedente del trabajo de fotogrametría de la regadera, el procedimiento parece ya conocido y sencillo. Basta con volar alrededor del hangar e ir sacando fotos. Pero la restitución 3D fotogramétrica requiere que las fotos tengan un buen grado de solapado entre ellas y cumplir determinados detalles para que el resultado sea correcto. Un vuelo manual ejecutado correctamente debería valer, pero mucho mejor si se programa una misión de vuelo y se realiza la tarea de forma automática.

Son varios los programas y aplicaciones disponibles para calcular y controlar el vuelo del dron. Sin entrar en más detalles (ya hablaremos de ellos en adelante) mi elección es UgCS sobre PC como estación de control. Arriba podéis ver un par de pantallazos de la ruta de vuelo para realizar el trabajo fotográfico. Dos trayectorias circulares a diferentes alturas y mirando siempre al hangar. De esa forma las fotografías se toman en el lugar y ángulo adecuados.

Ya tenemos la materia prima, para este caso concreto 71 fotos tomadas a distancias regulares y bien solapadas entre ellas, cubriendo la totalidad de la estructura del hangar. Es hora de procesarlas.

Pero el programa que utilicé para hacer la regadera, Autodesk Memento (ahora se llama ReMake), no es adecuado para objetos de tamaño tan grande, los algoritmos fotogramétricos no están ajustados para estas dimensiones. De nuevo existen varias opciones disponibles en el mercado, aunque mis ganas de experimentar y aprender me llevan siempre a la más completa y sofisticada.

Pix4D es un conjunto de productos fotogramétricos con una potencia tremenda, tanto como su precio. Sin embargo se puede utilizar en prueba durante unos días y disfrutar de todas sus posibilidades. Pix4Dmapper es la suite completa que permite todo tipo de trabajos de cartografía, modelos digitales de terreno, ortofotos, índices de reflectancia etc. Aunque para crear modelos 3D basta con la versión Pix4Dmodel que además es bastante más asequible.

Por fin, después de tanto leer, os muestro el resultado. Malla en bruto sin depurar nada.

Pix4D, fotogrametría. Gilitadas